Semana Santa: 3 viajes de último minuto

Semana Santa: 3 viajes de último minuto

Sólo 50 horas, 33 minutos y 14, 13, 12, 11, 10 segundos para las vacaciones de Semana Santa… ¡Alisten sonrisas! Este periodo de descanso resulta perfecto para despejar la mente del estrés del trabajo, la universidad o el colegio, y recargar nuestras baterías. Una opción es quedarse en casa, comer papitas y dormir a pierna suelta, pero si eres del tipo aventurero y el cuerpo te pide actividad, aquí te dejamos una lista de tres geniales destinos para visitar esta Semana Santa y qué puedes hacer en cada uno de ellos.

En esta época del año, muchas personas toman días de vacación adicionales para hacer una viaje largo, y a veces planean su paseo por meses. Sin embargo, también te puedes divertir mucho, recorrer lugares mágicos y conectarte con la cultura y tradición si tomas unas improvisadas (y merecidas) mini vacaciones de Semana Santa. No es muy tarde para empacar cuatro cosas en una bolsa y correr a la estación más cercana. Así tengas toda la semana libre, o solo un par de días, embárcate en una aventura hacio uno de estos tres destinos que te deslumbrará.

1. Aguascalientes

Foto de Hidrocálido

La ciudad de Aguascalientes es un hermoso destino, lleno de tradición e historia, y además, su ubicación es super conveniente. Es muy fácil viajar a Aguascalientes de Guadalajara (toma más o menos tres horas), desde Zacatecas (menos de dos horas) o desde Monterrey (alrededor de nueve horas).

Como su nombre lo indica, la ciudad es conocida por sus baños termales, y también por su centro histórico y por las bellas haciendas alrededor de la ciudad. Si estás en Aguascalientes por un par de días podrás explorar mucho y ver los rincones más emblemáticos de la ciudad.

Vale la pena tomarse un día para recorrer el centro histórico. Una buena opción para hacerlo es tomar el tranvía turístico, que te lleva a la Catedral, al antiguo Barrio de San Marcos, la plaza de toros y algunos museos. También, puedes caminar alrededor del centro y visitar algunos barrios antiguos de la ciudad.

Foto de Hidrocálido

Aguascalientes tiene cuatro importantes barrios antiguos, que en la etapa de la fundación de la ciudad eran caseríos, colmados de locaciones históricas. El Barrio del Encino o Barrio de Triana tiene varias iglesias y plazas cívicas, El Barrio de Guadalupe aloja al famoso Templo de Guadalupe, El Barrio de la Salud, donde está el Templo Señor de la Salud, conocido por sus murales y el Barrio de San Marcos, donde se realiza la Feria taurina de San Marcos y donde se encuentra el Templo de San Marcos y el Jardín de San Marcos, un hermoso parque perfecto para un picnic o una siesta.

También, un atractivo altamente recomendado son los baños termales. Los baños termales de Ojocaliente se construyeron a mediados del siglo XIX y son desde entonces muy populares. ¡Y es por algo! Aquí debes ir sí o sí, especialmente si estás listo para relajarte en la alberca o recibir un masaje. Por el alto contenido mineral en agua, se considera que estos baños tienen propiedades medicinales: mejoran la circulación de la sangre y pueden ayudar a tratar la artritis.

2. Santiago de Querétaro

Foto de WikiCommons

Santiago de Querétaro es otro destino increíble que puedes visitar esta Semana Santa. Por su ubicación geográfica en el norte del bajío y por ser un centro de comercio en el área, la ciudad es muy accesible cuando viajas en autobús. Puedes viajar del D.F. a Querétaro o desde San Luis Potosí a Querétaro en menos de tres horas. Desde Monterrey o Saltillo, te tomará un poco menos de 10 horas.

Si planeas estar en la ciudad tan sólo un par de días, definitivamente debes empezar tu trayecto en el centro histórico de Querétaro. Este centro es una de las áreas antiguas más hermosas de México, por su arquitectura barroca y sus bien conservadas edificaciones y plazas. El centro de Querétaro fue nombrado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO y cuenta con muchísimos atractivos turísticos como museos, iglesias y teatros.

Mientras paseas por el centro, te recomiendo que pares en la Casa de Escala, un edificio con arquitectura barroca construido en el siglo XVIII, que es considerado uno de los más bellos de la ciudad. La casa cuenta con arcos altos, bellos balcones y ventanales de piedra tallada.

También, otro gran ejemplar arquitectónico del centro es el Templo de Santa Rosa de Viterbo. Esta iglesia cuenta con amplios paneles de pan de oro y decoraciones en madera tallada. El templo inicialmente se construyó con estilo barroco, pero gran parte del interior del edificio se destruyó y un nuevo altar se construyó después con estilo neoclásico.

Mientras estás paseando por el centro, también puedes visitar la Catedral de Querétaro, cuya fachada de estilo colonial es realmente impresionante. Templo de la Cruz y la Casa de la Corregidora (que hoy es Palacio de Gobierno de la ciudad) son otros atractivos interesantes.

Además, de las bellezas que encontrarás en el centro histórico, la ciudad cuenta con hermosos parques como la Alameda y el Cerro de las Campanas.

Y quizá el sitio más emblemático de la ciudad, del que no te puedes perder, es el tan fotografiado Acueducto de Querétaro. El acueducto cuenta con 75 arcos que se extienden por 1300 metros. Encima de los arcos se asienta el gran tubo por donde pasa el agua. El acueducto es parte importante de la historia de Querétaro; se terminó de construir en 1738 y gracias a este se logró llevar agua desde el manantial de La Cañada hacia la ciudad. Hoy en día, muchos viajeros visitan el monumento para caminar por la Calzada de los Arcos y admirar la construcción de cerca.

3. Saltillo

Saltillo es considerada una de las ciudades con mayor crecimiento en el norte de México. Al visitar esta ciudad te darás cuenta que es una metrópoli con atracciones turísticas modernas y también antiguas.

Llegar a Saltillo desde varios puntos en el norte y centro de México es muy fácil. Puedes viajar de Monterrey a Saltillo en menos de dos horas de Monterrey, de Zacatecas a Saltillo en menos de cinco y de San Luis Potosí a Saltillo en menos de seis horas. También, si estás dispuesto a hacer un viaje un poco más largo, Saltillo queda a más o menos 12 horas en autobús del D.F. Hay muchos camiones que ofrecen servicio a Saltillo a diario y que cuentan con tarifas económicas.

Al llegar a Saltillo, una de las paradas más recomendadas es el centro histórico. Puedes comenzar tu recorrido por la Plaza de Armas. Aquí encontrarás el Palacio de Gobierno de Coahuila y la Catedral de Saltillo, también llamada Catedral de Santiago, cuya torre es una de las más altas del país. En esta área del centro encontrarás algunas de las construcciones más bellas de la ciudad.

Uno de los lugares más famosos del centro es el Templo de San Esteban, uno de los más antiguos en el norte del país. El templo fue construido en 1591 y cuya arquitectura prehispánica lo ha convertido en uno de los sitios turísticos más importantes de Coahuila.

Saltillo es reconocido a nivel nacional e internacional por sus textiles, especialmente por su producción de sarapes, así que si deseas comprar uno, este viaje es el momento perfecto para hacerlo. Si vas al Mercado Juárez podrás ver que hay muchos sarapes, sombreros y bolsos de venta. Además, si te gustan los dulces tanto como a mí, este mercado te encantará pues encontrarás muchos puestos donde venden delicias tradicionales como glorias, empanadas dulces y rollos de fruta.

Como ves, no necesitas ir muy lejos ni planear con mucha anticipación para tener unas vacaciones de Semana Santa llenas de aventuras y diversión. Estos días libres son el momento perfecto para viajar de manera espontánea, conocer lugares nuevos, o regresar a nuestros sitios preferidos.

Recuerda que con Wanderu puedes encontrar los boletos de autobús más baratos para viajar por México. ¡Sigue nuestras recomendaciones y viaja a Querétaro, Aguascalientes y Saltillo siempre al mejor precio! Si deseas visitar cualquiera de estos destinos, visita wanderu.mx y compra tus boletos de autobús ya.

 

A muy corta edad sucumbí ante el vicio más abominable de todos – y hasta hoy no logro salir. Viajar me quita el sueño y mientras más lo hago, más me pide el cuerpo. No tengo un problema, sólo una interminable lista de destinos.
(function ($) { $(document); }(jQuery));