Buscar billetes de tren en Francia

Vista rápida

Guía para viajar en tren en Francia

Ciudades290
Transportistas8
Mejores precios

Nos asociamos con las principales compañías de autobuses y trenes para ofrecerle las mejores ofertas.

Wanderu no cobra tarifas

Reserva tus billetes fácilmente y sin ningún costo adicional.

Mejores opciones de viaje

Te ayudamos a encontrar y comparar los mejores autobuses y trenes en un solo lugar.

Guía Completa para Viajar en Tren en Francia

Una densa red de servicios de cercanías, regionales e interurbanos de alta velocidad hace que el sistema de tren en Francia sea el segundo más grande de Europa después de Alemania. El transporte ferroviario, en constante expansión y modernización, es una de las formas favoritas de viajar en Francia, sin la congestión de las carreteras del país, pero con altas calificaciones en cuanto a seguridad y calidad del servicio que reciben los pasajeros.

Además, como el gobierno francés prohíbe los vuelos nacionales cuando existe una ruta ferroviaria similar, los ferrocarriles franceses van a cobrar aún más importancia en el siglo XXI durante la lucha contra el cambio climático.

La red ferroviaria francesa, más centrada en el transporte de pasajeros que en el transporte de mercancías, también es una de los medios de transporte más utilizados del mundo. La red, que comenzó con una línea de 10 millas (16 kilómetros) entre Saint-Étienne y Andrézieux en el sureste de Francia en 1827, cuenta ahora con más de 18.000 millas (30.000 kilómetros) de vías accesibles que realizan unos 1.800 millones de viajes individuales cada año.

París, la capital francesa, es en gran medida el punto central de la red ferroviaria del país, con muchas rutas que comienzan o terminan sus viajes en una de las gloriosas estaciones terminales de la ciudad. Sin embargo, casi todas las grandes ciudades están conectadas por ferrocarril, lo que hace que el tren sea un medio ideal para visitar los principales lugares de interés de Francia.

Compañías de trenes en Francia

La red de trenes de Francia está gestionada casi en su totalidad por la SNCF (Société nationale des chemins de fer français - Sociedad Nacional de Ferrocarriles Franceses), empresa que pertenece en su totalidad al Estado francés. El mantenimiento de las infraestructuras, como las vías y las estaciones, corre a cargo de SNCF Réseau, mientras que los servicios ferroviarios de pasajeros se gestionan bajo varias submarcas de SNCF, según el tipo de tren.

Los diferentes tipos de servicio de tren de la SNCF se pueden determinar relativamente fácil:

SNCF TER
Los trenes locales y regionales generalmente son servicios de TER (Transport Express Régional). Hacen paradas en la mayoría de las estaciones a lo largo de una línea de tren y son gestionados de forma regional para atender mejor las necesidades de las poblaciones locales. Entre los servicios TER más útiles están los trenes que van y vienen desde los aeropuertos de París Charles de Gaulle, Marsella y Lyon a sus respectivos centros urbanos.

SNCF Intercités
Dado a que paran en menos estaciones, los servicios de Intercités son más rápidos, y normalmente operan en rutas de larga distancia en Francia, tales como de Nantes a Burdeos y de París a Toulouse. Aunque todavía hay referencias a los servicios nocturnos interurbanos, se están eliminando constantemente de la red. Los trenes con literas llamados wagon-lits ya han desaparecido.

SNCF TGV
La parte más famosa de la red de la SNCF son probablemente los trenes de alta velocidad TGV (Trains à Grande Vitesse), cuyas líneas nacionales parten de París a toda velocidad para llegar a destinos como Marsella, Estrasburgo y Lille bajo la submarca INOUI.

Varias rutas de TGV también tienen trenes operados por Ouigo, la filial de bajo costo de SNCF, incluyendo Marsella, Burdeos y Toulouse. Los costes se mantienen bajos porque muchos servicios de Ouigo terminan fuera del centro de las ciudades en estaciones de tren secundarias, y los pasajeros utilizan entonces los servicios locales de cercanías para completar sus viajes. En París, esto incluye el sistema de metro y la red RER, una mezcla de metro y tren de cercanías que se detiene con menos frecuencia que los trenes de metro y opera en sus propias vías.

Los servicios internacionales también se centran en París, con muchos servicios de TGV e Intercités de larga distancia que cruzan las fronteras internacionales de Francia hacia los países vecinos.

Eurostar
Eurostar opera servicios a través del túnel del Canal de la Mancha hacia las estaciones de Ebbsfleet, Ashford y London St Pancras International del Reino Unido, desde la Gare du Nord de París, con una duración de viaje de unas 2 horas y 15 minutos. Durante el verano también hay trenes directos de Eurostar desde el Reino Unido a Marsella para ir a la Costa Azul, mientras que en los meses de invierno a veces hay opciones de esquí.

Thalys
Thalys es el principal operador que presta servicios de alta velocidad desde París a Bruselas y Amberes en Bélgica, y Rotterdam y Ámsterdam en los Países Bajos. Otros servicios de velocidad estándar son gestionados por la SNCB de Bélgica. Los servicios IZY dejaron de funcionar en el verano de 2022.

Deutsche Bahn
Deutsche Bahn es el principal operador ferroviario con servicios en Alemania, junto con la SNCF. Los destinos son Fráncfort del Meno y Múnich. Asimismo, los trenes TGV Lyria operan entre Francia y Suiza, principalmente a través de la región de Alsacia y estaciones como Mulhouse.

También hay servicios regulares de tren a ciudades del norte de Italia como Milán y Turín, así como a Mónaco y Luxemburgo. Los servicios de SNCF Renfe recorren el sur de Francia hasta destinos españoles como Barcelona, aunque no hay servicios ferroviarios al Principado de Andorra en los Pirineos.

Las rutas de tren más pintorescas en Francia

¿Quieres combinar tu viaje en tren por Francia con algunas de las vistas más impresionantes del país? No busques más y vistas estas tres increíbles rutas:

Niza a Digne les Bains
Atravesando las estribaciones de los Alpes franceses, a través de ríos de corriente suave y pueblos pintorescos, este ferrocarril privado de vía estrecha se adentra en el interior de la costa mediterránea revelando un panorama interminable de paisajes encantadores. Con una duración aproximada de tres horas y un recorrido de algo más de 60 millas (100 kilómetros), durante el verano se realizan varias salidas diarias desde la estación Chemin de Fer Provence (CFP) de Niza, a un paso de la Gare de Nice-Ville, la principal estación de la ciudad.

París a Mulhouse
Utilizando la antigua línea principal entre la capital francesa y la ciudad suiza de Basilea, el ferrocarril de París a Mulhouse captura la esencia del este de Francia en un solo viaje de tren de tres horas. El punto culminante es el cruce del viaducto de Chaumont, de tres pisos y 50 arcos, sobre el río Suize, iluminado con cientos de LEDs al caer la noche. Espectacular en cualquier época del año, el otoño ve la campiña francesa de esta región bañada en una impresionante gama de colores otoñales.

Villefranche-Vernet les Bains a Latour de Carol
Más conocido como el Tren Amarillo de Languedoc, casi todo el trayecto entre Villefranche-Vernet les Bains, cerca de Perpignan, y Latour de Carol se encuentra por encima de los 1000 metros. Esto, junto con los vagones abiertos, proporciona unas vistas extraordinarias de los Pirineos. Con una distancia total de algo menos de 40 millas (65 kilómetros), las vistas pueden disfrutarse durante todo el año, aunque las nevadas inusuales pueden cerrar temporalmente la línea durante los meses de invierno.

Cómo reservar viajes en tren en Francia

Reservaciones para los servicios TER de SNCF
No es necesario comprar los boletos por adelantado para los servicios ferroviarios de cercanías y TER en cualquier lugar de Francia. No es posible hacer reservas en estos trenes, y no existe un límite teórico del número de pasajeros que pueden subir a un tren concreto de este tipo. Los billetes pueden comprarse con antelación a la fecha de salida, pero no hay ningún ahorro en comparación con la compra del billete el mismo día en la estación, ya que estos trenes utilizan un modelo de precio fijo (tarifa normal) para la venta de billetes.

Reservaciones para los servicios TGV e Intercités de SNCF
La gran mayoría de los servicios Intercités y todos los trenes TGV deben reservarse con antelación. Los boletos para los servicios TGV de SNCF incluyen una reserva de asiento obligatoria sin cargo adicional. Reservar los boletos con la mayor antelación posible es la mejor manera de obtener los precios más baratos. Las reservas suelen abrirse con cuatro meses de antelación, y los boletos pueden agotarse rápidamente en los trenes más concurridos y en las fechas de viaje más populares, como el período previo a la Navidad. También es posible comprar los billetes el mismo día del viaje, siempre que el tren no esté lleno y haya plazas disponibles, aunque acabará pagando bastante más por el mismo servicio.

Cambios y cancelaciones
Se pueden comprar los boletos por Internet o directamente en las estaciones de los trenes y están limitados a un servicio específico. Por lo tanto, si tus planes cambian, tendrás que cambiar tu boleto. El lado positivo es que todos los tipos de tarifas pueden cambiarse o cancelarse con un reembolso completo hasta 30 días antes del viaje.

Entre 30 y 3 días antes de la fecha de viaje, hay un cargo de €5 para realizar un cambio, además de tener que cubrir cualquier aumento de la tarifa. Entre 3 días y 30 minutos antes de la salida, los cambios tienen un cargos de €15. Aún así puedes cambiar los boletos para el mismo día y viaja dentro del plazo de 30 minutos antes de la salida. Después de la salida programada del tren, los boletos no son reembolsables ni se pueden cambiar. Por lo tanto, si pierdes el tren, tendrás que comprar un boleto completamente nuevo.

Comprar boletos en la estación
La mayoría de las estaciones de tren cuentan con taquillas y máquinas automáticas de venta de boletos en varios idiomas, incluido el inglés. Los boletos para cualquier servicio del país pueden comprarse en cualquier estación de tren o máquina expendedora. Las máquinas solo aceptan tarjetas de crédito y débito con el sistema "chip y PIN". Si sigues utilizando la firma para confirmar la compra, tendrás que dirigirte a una taquilla con personal. Si no hablas francés, tener la información del tren escrita con claridad te ayudará para presentársela al empleado. A veces, la venta de boletos internacionales tiene su propia cabina.

Tipos de tarifa
Los servicios franceses Intercités y TGV tienen cuatro tipos principales de boletos: dos para la Clase Estándar y dos para Primera Clase. Las tarifas más económicas se conocen como "prems" y tienen un número limitado. Si todos los boletos "prem" para un tren en particular se agotan, la otra opción de boleto en vagones de Clase Estándar se llama "seconde". No hay diferencia en la calidad del servicio entre los boletos "prems" y "seconde".

Los viajeros de Primera Clase pueden elegir entre Clase "premiere" (no confundir con "prem") y "business premiere". Los precios de los boletos "premiere" aumentan a medida que la fecha de salida se acerca, mientras que los boletos (que son más costosos) "business premiere" siempre tienen un precio fijo. Solo están disponibles en algunos servicios TGV, incluyendo aquellos que se dirigen París y Reims, Nantes, y Burdeos.

Debido a que todos los boletos ahora son intercambiables y reembolsables, la principal diferencia entre los tipos de boletos es el nivel de confort experimentado antes y durante el viaje, como se detalla a continuación.

Consejos para encontrar ofertas en los boletos de tren en Francia

Mantente siempre atento a las redes sociales de la SNCF para ser uno de los primeros en conocer las últimas ofertas de la red ferroviaria francesa, o simplemente utiliza Wanderu para todas tus compras de boletos de tren. Ser flexible con las fechas de viaje también puede conducir a algunas grandes ofertas.

Una de las mejores formas de garantizar los precios más baratos disponibles en un día concreto es reservar los boletos con la mayor antelación posible, ya que los boletos aparecen en los sitios web aproximadamente cuatro meses antes de la fecha de salida.

Si eres usuario frecuente de los servicios de la SNCF, puede ser útil unirte también a su programa de recompensas Grand Voyageur. Los beneficios incluyen descuentos en el alquiler de bicicletas y autos, recogida y entrega de equipaje en casa y estacionamiento con descuento en la estación. Sin embargo, es probable que los pasajeros encuentren más útil el uso de las salas INOUI del TGV.

Tarjetas y pases
Prácticamente todos los viajeros de tren en Francia, independientemente de su nacionalidad o país de origen, pueden adquirir una tarjeta de descuento Avantage. Cuesta €49, es válida durante un año y puede comprarse para fechas de inicio hasta cinco meses después. Ofrecen a sus titulares descuentos del 30% en los servicios de Intercités y TGV dentro de Francia y en las rutas transfronterizas. Existen tres versiones diferentes: Jeune, para personas de 12 a 27 años; Adulte, para pasajeros de 28 a 59 años; y Senior, para mayores de 60 años.

Los viajeros frecuentes también pueden estar interesados en la tarjeta Liberté, que ofrece descuentos de hasta un 50% en los boletos de Segunda y Primera Clase en los servicios Intercités y TGV. El precio es de €399 por un año. También existen versiones semanales y mensuales similares, denominadas tarjeta Forfait, para rutas individuales o servicios ferroviarios de ámbito nacional, que permiten a sus titulares adquirir boletos por €1.50.

Los ciudadanos europeos y los residentes permanentes pueden adquirir un Interrail Pass, y los no europeos el Eurail Pass. Ambos tienen versiones "One Country" y "Global" para toda Europa, con una gama de opciones que van desde tres días a tres meses de viaje. El Eurostar y todos los servicios que requieren una reserva de asiento requieren una reserva previa, lo que elimina gran parte de la libertad del pase. Además, esta reserva previa puede tener un coste de entre €3-25 ($3-27) por tren.

Tipos de servicios ferroviarios disponibles en Francia

Los servicios regionales del TER son los más básicos, ya que están pensados para trayectos relativamente cortos. Compuestos únicamente por vagones de Clase Estándar, pueden variar según las regiones, pero en general son servicios modernos de un solo piso propulsados por locomotoras diésel.

Los servicios Intercités y TGV tienen opciones de Segunda y Primera Clase. Los servicios Intercités alcanzan una velocidad máxima de 125 mph (200 km/h), y aunque la mayoría tienen reservación obligatoria de asiento, algunos no la tienen. Estos trenes, que en su día recibieron el nombre de SNCF Teoz, suelen funcionar con cables eléctricos aéreos y suelen tener aire acondicionado y tomas de corriente para los pasajeros. Como ya hemos mencionado, los trenes nocturnos interurbanos se están eliminando poco a poco, siendo sustituidos por servicios Intercités y TGV a primera hora de la mañana y última hora de la noche.

Los trenes TGV pueden alcanzar una velocidad máxima de entre 186 y 198 mph (300 y 318 km/h), dependiendo de la ruta. Los servicios consisten en trenes de uno y dos pisos con sanitarios a bordo.

Llegar a la estación de tren en Francia

En su mayor parte, las estaciones de tren de Francia están situadas en el centro de las ciudades, a menudo a poca distancia de los principales lugares de interés. Sin embargo, algunas estaciones de TGV están situadas fuera del centro de las ciudades, lo que obliga a los pasajeros a utilizar autobuses locales, tranvías, taxis o Uber para llegar a ellas.

Por lo general, todas las estaciones de tren de Francia, salvo las más pequeñas, están bien equipadas para satisfacer las necesidades de los pasajeros del siglo XXI. Las más grandes ofrecen WiFi gratuito (puede ser necesario inscribirse), además de los servicios e instalaciones más tradicionales, como sanitarios, asientos libres y lugares para comprar comida, bebida y revistas. Muchos disponen de instalaciones para dejar el equipaje con taquillas de pago que admiten hasta maletas grandes. Es probable antes de la entrada escaneen tu equipaje, tal como en los aeropuertos.

Además de las taquillas automatizadas y las taquillas con personal, la información es fácil de obtener gracias a las grandes pantallas que detallan las próximas salidas y llegadas de los trenes. Las estaciones más grandes también cuentan con salas de espera que pueden utilizarse por quienes tienen boletos de Primera Clase.

Tomar el tren en Francia

Al igual que en la mayor parte de Europa, en Francia no existe el check-in previo al embarque en los trenes. En cambio, los pasajeros que ya tienen un boleto pueden comprobar el andén correcto utilizando los paneles de información y subir al tren correcto. En los andenes suele haber un cartel que indica la ubicación aproximada de tu vagón.

Los andenes (voie) se muestran entre 15 y 30 minutos antes de la salida, por lo que esta última es la hora objetivo obvia para llegar a la estación. Las puertas de los trenes suelen cerrarse 1-2 minutos antes de la hora de salida, y claramente, debes estar a bordo antes de que esto ocurra. En el caso de los servicios de Eurostar, debes llegar entre 45 minutos y una hora antes.

Cada vez es más frecuente que los andenes del TGV en las estaciones de tren en Francia tengan puertas automáticas para los boletos. Los pasajeros escanean el código de barras de tu boleto electrónico o en físico para abrir las puertas. Si dispones de un boleto en físico para otros servicios ferroviarios, es importante recordar que debes validar el boleto en una de las pequeñas máquinas de color amarillo situadas a la entrada de los andenes. Si no estás seguro, observa lo que hacen otros viajeros.

Una vez hayas introducido tu boleto en la máquina, se estampa en él la fecha y la hora. Si no lo haces, se considera que no tienes boleto, aunque los revisores a veces dan margen a los turistas. Si tienes un boleto electrónico, no es necesario (ni posible) validarlo.

Los pasajeros generalmente no requieren presentar identificación a menos que vayan a cruzar una frontera internacional, en cuyo caso necesitarás ya sea un pasaporte u otra forma de identificación válida, así como las visas necesarias. El control de pasaportes para los servicios de Eurostar se realizan después del check-in, pero antes de abordar el tren. Los de otros servicios transfronterizos suelen realizarse junto con la inspección de los boletos una vez que el viaje está en marcha.

Experiencia a bordo de los trenes en Francia

Trenes TER de la SNCF
Los asientos en los trenes TER consisten en una mezcla de asientos estilo aerolínea y grupos de cuatro asientos uno frente al otro alrededor de las mesas. Dado que no hay reservas de asientos, los pasajeros pueden sentarse donde quieran. La mayoría de los trenes también tienen sanitarios a bordo, guardaequipajes y pantallas led que detallan la próxima parada de la estación.

Trenes Intercités de SNCF
Todos los trenes Intercités tienen sanitarios a bordo y un lugar donde comprar botanas (ya sea un carrito que pasa por los vagones o un café-bar dedicado. La última opción ofrece sándwiches, bebidas calientes y frías (incluyendo cerveza y vino) y algunas comidas calientes como platillos con pasta. No está prohibido llevar tu propia comida y bebida a bordo. Además, hay boletos de Primera y Segunda Clase, siendo los vagones de Primera Clase más silenciosos y ofreciendo más espacio por pasajero.

Trenes TGV de la SNCF
Todos los trenes TGV, excepto los que realizan trayectos de menos de dos horas, también cuentan con un café-bar donde los pasajeros pueden comprar refrescos. Los asientos de segunda clase son 2+2 divididos por un pasillo central. Disponen de mesas abatibles adosadas al asiento de delante. Las tomas de corriente no están garantizadas. El WiFi existe en toda la red de TGV de la SNCF. Es lo suficientemente bueno para las tareas básicas, pero no se debe confiar en él para transmitir videos. Los trenes Ouigo también están ampliando su WiFi para los pasajeros, denominándolo Ouifi, pero es un extra opcional con cargos adicionales asociados.

Los vagones de Primera Clase tienen únicamente tres asientos a lo largo de lo ancho del vagón. Cada asiento tiene su propia toma de corriente de la versión europea de dos pines "tipo C". Los asientos ubicados uno al lado del otro se denominan "duo" en las plataformas de reserva, y los asientos individuales separados por el pasillo, "solo". Un par de asientos enfrentados se denomina "Club duo" o "dual face to face", mientras que "club quatre" se refiere a cuatro asientos situados juntos alrededor de una mesa.

En Francia, no hay límites de equipaje asociados con los boletos de tren, pero es obligatorio etiquetar tu equipaje. Los servicios de Eurostar tienen un límite de dos maletas. Tanto los trenes TGV de Primera como los de Segunda Clase son accesibles para las sillas de ruedas y disponen de sanitarios accesibles para ellas. No está permitido fumar en ningún lugar de estos trenes. Por lo general, las bicicletas pueden llevarse a bordo, pero requieren su propia reserva y deben colocarse en el lugar específico reservado para ellas.

Wanderu es la forma más fácil de comprar billetes de autobús y tren.

Con una rápida búsqueda en Wanderu, puedes comparar horarios y precios de viajes en autobús y tren de cientos de compañías de viaje. Todo desde un solo lugar. Así podrás encontrar el viaje que mejor se adapte a ti. El proceso de pago en Wanderu es muy fácil, y podrás reservar boletos de autobús y tren de forma fácil y sin costos adicionales. Lo más importante es que Wanderu es socio oficial de todas las empresas de autobuses y trenes líderes en el sector, por lo que siempre tenemos las mejores ofertas para ti.

Reserva billetes de autobús y tren. Lleva contigo la app Wanderu.

Descarga nuestra app y obtén las mejores ofertas de viajes en Norteamérica y Europa.Aprender más

iPhone
Android
Disponible para iOS y Android